El miércoles 21 de junio tuvo lugar el recital “Mística del tabernario” en La Casa Morada, de Guayaquil, colmada de habitúes. El recital está compuesto por poemas del libro homónimo que se fuera galardonado con el Premio “José Lezama Lima” 2017, otorgado por la Casa de las Américas, de Cuba, y también fue ofrecido, el 5 de mayo, en el Museo de la Cultura Lojana, en Loja.
La Casa Morada, de Guayaquil, es una tertulia literaria que acoge a la palabra en sus diversas expresiones estéticas, temáticas, estilísticas, etc. Una suerte de cuarto propio para quienes escriben, en la misma medida en que es el propio cuarto para quienes leen.

Con Verónica Coello, Alegría Barrezueta y María Paulina Briones.

Y, por si fuera poco, la casa tiene en Cadáver exquisito un sello editorial que promueve con rigurosidad y diseño de muy buen gusto la literatura del país.
María Paulina Briones es la anfitriona de esta casa, que permite compartir el espíritu de la poesía en un espacio literario lleno de libros pero, sobre todo, lleno de gente que ha hecho de los libros una compañía permanente.

Un propio cuarto para quienes aman los libros.